You should know...

Mi foto
Llevo 20 otoños sobreviviendo al mundo y viviendo en el medio de la nada, mientras plasmo el mundo en palabras desde mi punto de vista.

miércoles, 5 de agosto de 2015

La mentira verdadera.

Todo había sido una mentira, incluso para mí, y recién me estaba dando cuenta, joder. Todo es falso en este mundo, al menos, así lo estoy viendo ahora. No siento tristeza por descubrirlo, sino que estoy sorprendido, porque acabo de ver caer un eterno mural frente a mí. Acabo de ver caer lo que yo era, acabo de verme caer mientras sigo en pie, acabo de ver caer mi personalidad junto a mis creencias. Mis padres no eran mis padres. Mi mejor amiga no era mi mejor amiga. Mis hermanos no eran mis hermanos. Mis amistades no eran mis amistades. Mis relaciones no eran mis relaciones. Mis experiencias no eran mis experiencias. Mi vida no era mi vida. Y yo no era yo. No. No me volví a perder, sino que acabo de hallar al verdadero yo. O no. Sigo en busca de hallarlo, eso es más probable, pero ahora voy de cero y con la dificultad de que actualmente me desconozco. Los mencionados anteriormente no me conocen, no realmente, ellos sólo ven lo que muestro, una pequeña parte de mí, tal vez la mejor o tal vez la peor. Algunos han visto más que otros, es verdad, pero sigo sin ser yo por completo, sigo sin ser el original. Veo el pasado con ellos tan falso, tan irreal, tan lejano. Les mostré una parte y ellos terminaron por crear la que faltaba, mientras yo permitía que eso sucediera porque creía que estaba siendo yo mismo. No era así y hoy lo veo, lo noto, lo percibo, pero no me estoy quejando y quiero dejarlo en claro, sólo necesito hablar sobre mi descubrimiento tal como lo hace un niño al aprender a andar en bicicleta. Es probable que estuviera huyendo de lo que ya era. Oh, qué terrible y desgraciado eso sería, aunque afortunado se tornaría, si revertirlo yo pudiera porque cierto es, se puede comenzar de cero, se puede comenzar otra vez, debido a que jamás deberíamos dejar de construir, de construirnos, y supongo que es lo que debo hacer, o lo que quiero hacer, o lo que haré. No sé, ya no lo sé. Supongo que sólo necesito un poco de paz, que nadie me rodee y pensar, mientras una canción lenta suena de fondo llenándome el alma de esperanzas y vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario