You should know...

Mi foto
Llevo 20 otoños sobreviviendo al mundo y viviendo en el medio de la nada, mientras plasmo el mundo en palabras desde mi punto de vista.

lunes, 29 de febrero de 2016

¿Es necesario decir cómo nos sentimos?

Me parece que sí. Más que decirlo para que otros lo sepan, creo que es necesario hacerlo para desahogarnos, para no cargar con tanto peso en la mente porque, aunque uno lo niegue, eso empieza a afectarnos seriamente en determinado punto y nos puede hacer peor de lo que imaginamos. Si uno desea, puede no decirlo todo, pero al menos una parte, funcionando como un iceberg. Hay que hacerlo. Por poco que se diga, funciona, al menos, no nos afecta tanto y podemos seguir sobreviviendo, o eso me parece. El tema también radica en a quién se lo decimos, a veces podemos equivocarnos y eso nos complica las cosas luego, así que hay que pensar bien en quién confiamos para decirle ello.

sábado, 27 de febrero de 2016

¿Cómo sana un corazón roto?

Existen tantas formas en las que un corazón roto puede sanar. A veces pueden sanar con otro corazón roto porque con los pedazos de uno y los del otro, digamos que se puede armar un corazón nuevo, un corazón sano. También puede sanarse con el paso del tiempo, a veces funciona muy bien, en compañía de otras personas. Otra posibilidad es que sane en la presencia de un corazón sano que le enseñe a estar lleno y pleno nuevamente. Más que todo eso, la forma en que puede sanar... es queriendo hacerlo, queriendo sanar.

viernes, 26 de febrero de 2016

¿La sigues amando?

No se deja de amar de un día para otro, es tan cierto como el hecho de que el amor se va desgastando debido a ciertas actitudes y me parece que eso es lo que ha sucedido. No niego tener un gran aprecio por su persona y por lo que significó en mi vida, pero eso es todo. El amor que una vez tuve por ella ya no está, al menos si hablamos de ese aspecto romántico en que solía amarla. Sólo queda respeto y cariño por lo vivido, por lo compartido, por lo sufrido y por, como dije antes, la importancia que cada uno tuvo en la vida del otro. Pero ya no puedo, no puedo amarla más, no puedo ni quiero permitirme el quedarme estancado en la ausencia de la felicidad. Así que acá es dónde todo queda claro, donde confieso que ya no existe ese amor tierno, ese amor pasional, ese amor loco, ese amor sincero, ese amor fuerte y duradero. Todo eso, todo aquello que existía por su persona, ya no está... y es una lástima porque me hubiese gustado seguir amándola, pero bien dicen que figurita repetida no completa el álbum, así que supongo que ya va siendo tiempo de depositar aquello en otra persona que me haga sentir, no sé si mejores, pero sí diferentes cosas, en alguien que me haga sentir que sí me ama.

sábado, 20 de febrero de 2016

¿Debes palabras?

Seguramente sí y es que no soy uno de esos tipos que expresa absolutamente todo lo que piensa. Tengo emociones que jamás plasmé, ni por escrito ni hablándolo. Y es que soy de esas personas que piensa que es mejor guardar algunas cosas para uno, es quedarse con un pedazo de ese momento, de esa persona o de ese sentimiento. Te quedas con palabras que te sirven como recuerdo o lección. Hay miles de letras que desearía que salieran de mi boca formando esas palabras que me atormentan pero, a su vez, prefiero guardarlas para que no atormenten a otras personas o porque simplemente las quiero conmigo, quiero y permito que me marquen. Debo muchas palabras a demasiadas personas pero me alegra hacerlo porque es intencional, porque es lo único que prefiero deber y, además, puede que los destinatarios no sepan que les debo, hecho que aún intento averiguar si califica como bueno o malo.

sábado, 13 de febrero de 2016

¿Por qué se acaba el amor?

Porque no se cuida, porque no se prioriza lo suficiente, porque se da por sentado cuando no debería ser así, porque nada es eterno, porque tiene que acabar, o por el simple paso del tiempo. Existen tantas razones por las que se puede acabar el amor y es que, a veces, se pierde la confianza y siempre que eso sucede, el amor comienza a desaparecer. Es completamente normal, aunque estoy seguro que no soy el único que opina que no debería ser así. Sin embargo, creo necesario destacar que el hecho de que el amor se acabe, no significa que no sea verdadero, sino lo contrario. Tengo la creencia de que, si se acaba, es porque tuvo que existir. De ser falso, no se acabaría, en realidad...