You should know...

Mi foto
Llevo 20 otoños sobreviviendo al mundo y viviendo en el medio de la nada, mientras plasmo el mundo en palabras desde mi punto de vista.

viernes, 22 de julio de 2016

Buscando tu sonrisa estaría toda mi vida.


Estaría toda mi vida buscando tu sonrisa porque es la que ilumina mis días, porque es la que genera la mía, porque me hace feliz, porque es la sonrisa más hermosa de todas, porque es la sonrisa que me enloquece. Es luz, es vida, es tiempo, tu sonrisa es como una máquina que me transporta a los momentos que vivimos, es lo primero que aparece al decir tu nombre, al recordarte, al imaginarte, al sentirte. Buscaría tu sonrisa porque es mi guía, porque me ilumina y porque es parte de ti, porque es una de las razones por las que sigo luchando, porque no verla es la tragedia más grande que mi mundo viviría, porque es tu esencia y uno no puede vivir sin ella, porque tu esencia complementa la mía, complementa mis días y mi vida. No dejaría de buscar tu sonrisa porque... es tuya, no dejaría de hacerlo porque empiezo a creer que es mi misión hacerlo y porque no quiero dejar de hacerlo, incluso aunque sea obligado a hacerlo, no quiero ni dejaré de hacerlo porque la amo, amo tu sonrisa y todo lo que ella implica, porque amo a la dueña de ésta.

miércoles, 20 de julio de 2016

Somos tú y yo contra...

Somos tú y yo contra la vida y la muerte, somos tú y yo contra cielo y tierra, somos tú y yo contra agua y fuego, somos tú y yo contra pasado y futuro, somos tú y yo contra el día a día. Somos tú y yo contra tus inseguridades, los celos, el tiempo, el cansancio y la rutina. Somos tú y yo contra cualquier motivo que desee separarnos, somos tú y yo contra cualquier obstáculo, contra cualquier medida de tiempo, contra todos los pronósticos. Somos tú y yo contra la tristeza, el enojo, la envidia, la negatividad, las peleas, los prejuicios, el miedo, la angustia. Somos tú y yo contra las estrellas, el sol, la luna, los planetas y el espacio. Somos tú y yo contra el mundo.

lunes, 18 de julio de 2016

¿Ángel o demonio?

Tal vez quede como un cobarde pero... le temo muchísimo al concepto de demonio que se conoce popularmente. No me gustaría tener contacto con ellos, pero debo admitir, a su vez, que considero que fui algo cercano a uno cuando hería a todo lo que se acercaba a mí con el objetivo de salir ganador, de salvarme yo, siendo totalmente egoísta, olvidando los sentimientos ajenos. No siempre fui un ángel, tampoco fui un demonio toda mi vida, pero creo que, a mi edad, he tenido pruebas de que soy una mezcla de ambos y, a pesar de que no sea un 50/50, estoy orgulloso de haber pasado por ambos lados. Hoy entendí que es algo normal, algo por lo que todo el mundo puede pasar no una, sino múltiples veces en su vida, que de eso se trata, de ser ángel y demonio a la vez, o de ser ángel en algunas situaciones y ser un demonio en otras. Sin embargo, cada uno tiene una preferencia y la mía es ser ángel, prefiero serlo antes que lo opuesto, no fue una buena experiencia y ya me bastó esa muestra. Tal vez no seré un ángel al cien, pero al menos tampoco soy un demonio al veinticinco. Soy un ángel dentro de lo posible, dentro de lo que puedo, de lo que sé y me gusta así, lo prefiero de esta forma, siendo un demonio sólo cuando es necesario, cuando este lado vence al antes mencionado, cuando es más fuerte, cuando ya no puedo más.