You should know...

Mi foto
Llevo 20 otoños sobreviviendo al mundo y viviendo en el medio de la nada, mientras plasmo el mundo en palabras desde mi punto de vista.

sábado, 30 de abril de 2016

Un secreto guardado es un arma inútil.

No es tan inútil, ¿sabes? Un secreto guardado es capaz de torturar la mente de cualquier persona, todo depende de la gravedad del mismo. Y es que, a veces, por un secreto se es capaz de matar, no hay dudas de eso. Un secreto puede unir a varias personas, o también, separarlas. Un secreto guardado es más que un secreto. Es la razón de muchas acciones o de lo que he mencionado anteriormente, es lo que nos hace lo que somos, es parte de todos nosotros y de nadie a la vez, es un acto que involucró a varias personas o no. Un secreto guardado no es un arma inútil para nadie. Es más que eso... mucho más.

lunes, 18 de abril de 2016

¿Por qué la gente pide deseos a las estrellas?

¿Por qué no hacerlo? Creo que el ser humano tiene la necesidad de depositar su fe en algo y/o alguien, y pasa no sólo con las estrellas, sino cuando uno cumple años o cuando el reloj marca el famoso 11:11. Pedir deseos, a pesar de la edad que uno tenga, genera esos momentos de magia e inocencia y es sumamente hermoso. Lo veo como un acto necesario, si soy honesto, además, no te quita tiempo. ¿Quién sabe? Tal vez los deseos que se les piden a las estrellas o a lo antes mencionado sí se cumple, o tal vez no, es cuestión de... creer... supongo.

sábado, 9 de abril de 2016

Las ciudades y sus ruinas.

Roma encontró a quién la armaría a partir de sus ruinas. Berlín halló a quién le haría crear ruinas. Y es que, una vez más, quiero dejar claro que las ruinas no siempre significan algo malo, sino que tiene sus chances para mejorar el mundo de maneras inesperadas. Cada vez, aumenta mi seguridad sobre que las ruinas pueden ser momentos, pueden ser corazones rotos, pensamientos, vidas pasadas, pérdidas de alma, personas que arman y/o desarman. Una ruina puede ser nada y todo a la vez, tú puedes ser una ruina y yo puedo serlo también. Me parece adecuado afirmar que Roma y Berlín son ahora una misma ruina, ¿será correcto? Tal vez no, tal vez sí, lo averiguaré con el tiempo, cuando sea exactamente necesario. Todo el mundo merece tener su ruina y, más que nada, todo el mundo merece encontrar la ciudad que le represente... y la ciudad que le complete. Afortunadamente, yo encontré todo eso.