You should know...

Mi foto
Llevo 20 otoños sobreviviendo al mundo y viviendo en el medio de la nada, mientras plasmo el mundo en palabras desde mi punto de vista.

viernes, 7 de agosto de 2015

Aprendí de los errores.

Aprendí que eres juzgado por las personas menos indicadas, por aquellas a las que el error no debería afectar. Aprendí que los verdaderos afectados pueden ser los que más te comprenden. Aprendí que todos cometemos errores porque no hay nadie que se salve de eso por la falta de perfección. Aprendí que no todos los errores nos hieren, existen aquellos que nos hacen felices y, por lo tanto, se vuelven necesarios. Aprendí que existen errores que, en realidad, no son errores. Aprendí que, más que errores, eran algo que en su momento quise. Aprendí que cada error altera lo que soy y la forma en que pienso o actúo. Aprendí que, aunque hay errores que afectan a terceros, existen esos que afectan a uno mismo y a nadie más. Aprendí que, a pesar de que intentes huir de ellos, siempre volverán a reunirse para que no los olvides nunca. Aprendí que son la llave para otras oportunidades, sean buenas o malas. Aprendí que tenía que aprender de ellos. Aprendí que, si bien se dice que son irreversibles, es probable que puedas modificarlos aunque sea en algo mínimo. Aprendí que negar su existencia no ayuda en nada, o sea, no genera ningún efecto, ni positivo, ni negativo. Creo que he aprendido muchas cosas respecto a los errores que he cometido o que he visto cometer... pero lo más importante es que he descubierto, gracias a los mismos, lo que quiero, o no, hacer en mi futuro cercano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario