You should know...

Mi foto
Llevo 20 otoños sobreviviendo al mundo y viviendo en el medio de la nada, mientras plasmo el mundo en palabras desde mi punto de vista.

martes, 26 de diciembre de 2017

¿Héroe o villano?

Héroe, creo que es algo que he querido ser desde que tengo uso de razón. Ser villano implica cierta crueldad que no poseo ni creo poseer, ni tampoco quiero tener. Serlo significa no tener compasión por nada ni nadie, no tener debilidades, no pensar en nadie más que en uno propio y, sinceramente, no, eso no es lo mío. Sin embargo, admito tener actitudes correspondientes a la de un héroe, o al menos lo tenía hasta la actualidad, por lo que personalmente intento volver a tenerlos porque es todo lo que importa. Hacerle bien a las personas que más quieres, realizar las acciones correctas, recibir balas por otros y cosas así; supongo que está bien, que es como debe ser, al menos para mí, ya que es mi personalidad la que me condiciona a ser así.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Las historias... ¿las escriben los vencedores? ¿Y los derrotados?

De cada historia, siempre hay dos partes, hay dos verdades, como mínimo, que pueden coincidir o no. Enfocándome en lo mencionado, podría ser la de los vencedores y los derrotados. Todo vencedor fue antes un derrotado y todo derrotado se transformó en un vencedor. Yo escribo sobre mis derrotas, mis victorias, mis avances, mis tropiezos. Escribo sobre todo. Creo que es tan importante escribir sobre las derrotas, más que de las victorias, porque siento que demuestra de lo que uno es capaz, del camino que atraviesa, de su lucha, de que no se rindió. Siempre hay una historia detrás de la victoria y hay que contarlo. ¿Quién dice que escribir no te ayude al ganar...? ¿Quién dice que ganar no es escribir? ¿O que ganar no es ser derrotado? Cualquier situación en la vida puede inspirar a escribir... y, sea del hecho que sea, victoria o derrota, lo que importa es que expreses lo que piensas o sientes, lo que viviste en ese preciso momento.

lunes, 10 de julio de 2017

Palabras sin acción.

No fueron las acciones, podría haberme matado con ellas y yo le perdonaría igual… Se trata de sus palabras, de cada una de ellas, de todas las que quedaron marcadas en mi mente, de las que me siguen atormentando con su recuerdo. ¿Y de qué vale? No hay arrepentimiento porque va a creer, hoy y siempre, que estuvo bien, porque no ve el daño, si no lo sufre. ¿Cómo? No lo sé, tal vez ni ella sabe... pero muchos, a esa actitud, le dicen egoísmo. ¿Será así...?

viernes, 7 de abril de 2017

Volcán y huracán.

No duramos mucho, no duramos, pero no puedo evitar recordarla ahora que mi corazón está vacío, roto, porque así se sintió ella. Yo soy su volcán, siempre lo seré… y hoy entendí por qué. Siempre estoy calmado, pero puedo explotar en cualquier momento y, cuando pasa, soy un desastre, no sólo para mí, pero para todos. Ella lo supo… siempre. Soy su volcán por eso y más, soy su volcán y ella es mi huracán, rompiendo el orden al pasar.

Pesadilla.

Tuve una pesadilla. Lo que más miedo me dio, no fue que pareciera real, sino que estaba solo. No había nadie escuchándome, ni intentando tranquilizarme. Y, por un momento, no supe que hacer… y tuve miedo.