You should know...

Mi foto
Llevo 20 otoños sobreviviendo al mundo y viviendo en el medio de la nada, mientras plasmo el mundo en palabras desde mi punto de vista.

martes, 29 de septiembre de 2015

Querido futuro nuestro.

No voy a prometer estar de buen humor todos los días, así como tampoco tú lo estarás, pero sí puedo prometer que pondré de mi parte para que no te veas afectada por eso o para mejorar tu humor y hacer más llevadero tu día. Prometo hacer lo que esté a mi alcance para ver una sonrisa tuya a diario, mientras te ofrezco la mía. Prometo recordar esas fechas, sin necesidad de hacer un esfuerzo, porque ya se me da bien, al ser importante. Prometo tratarte como la princesa, no, como la reina que realmente eres para mí y, a sabiendas de que lo material no debería ser tan importante, ofreceré regalos que cuenten como detalles que sé que tendrás en cuenta a cada momento. También me encargaré de hacerte sentir especial mediante sorpresas que, no serán las mejores, pero lograrán el objetivo de hacerte sonreír y es lo que me importa. Sé que, a veces, los celos y los problemas nos vencerán pero te elegí para vencerlos juntos y eso es lo que haremos, a pesar de lo que vaya a costarnos. No soy una persona fácil, pero decidiste aceptarme y eso lo dice todo, significa amor y eso es lo que siento por ti, es por eso que decidí compartir el resto de mi vida contigo. Quiero adelantar mi disculpas al día de hoy, porque sé que me encerraré en mi mundo e intentaré dejarte fuera, aunque sepa que te duela, pero quiero que estés informada de que no es intencional, es sólo que necesito estar solo como toda persona, solo pero acompañado y ahí es donde estás tú, indirectamente. Esto pasará contigo también y ahí estaré yo, no me rendiré porque mi objetivo será apoyarte y ayudarte en lo que sea, será como ser tu fan número uno en cualquier situación que pases, estaré para levantarte cuando caigas, si es que no evité hacerlo antes. Viviremos mil aventuras y aprenderemos de ellas, así como aprenderemos de los errores que tengamos porque no somos perfectos, aunque nos veamos así el uno para el otro. Nos extrañaremos cuando el otro esté ocupado con una obligación que haga existir la distancia y nos encargaremos de hacer cada día como el último. Estoy seguro, a su vez, que lucharemos para que la llama del amor no se apague; eso es lo que planeo hacer hasta el último momento. No será todo perfecto, pero seremos nosotros, a nuestro modo, en nuestro tiempo, y es todo lo que importa, que estaremos juntos y no nos rendiremos tan fácil. Todo eso te prometo, todo eso puedo ofrecer, algo cercano a la felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario