You should know...

Mi foto
Llevo 20 otoños sobreviviendo al mundo y viviendo en el medio de la nada, mientras plasmo el mundo en palabras desde mi punto de vista.

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Quédate.

Cuando dudes, quédate. Cuando no creas en mí, quédate. Cuando no sabes lo que sientes, quédate. Cuando quieras reír, quédate y, cuando quieras llorar, quédate. No te vayas, déjame ser parte. Si no sabes a dónde ir, quédate. Si derrochas cansancio, quédate. Si no sabes qué hacer, quédate. Si sólo quieres hablar, quédate. Si sólo quieres escuchar, quédate. Si no quieres nada, quédate. Si quieres todo, quédate. Si quieres el pasado, quédate. Si quieres un futuro, quédate. Si te gusta el presente, quédate. Si no te gusta nada, quédate. Si odias, quédate. Si amas, quédate. Incluso cuando no quieras quedarte, hazlo. Si quieres festejar o si no quieres, quédate. Si vas a caer, quédate. Si vas a avanzar, quédate, avanzaremos juntos. Si quieres luchar, contra todo y contra nada a la vez, quédate. Si no me quieres, quédate. Si me odias, quédate. Si me amas, quédate. Si alguna vez fui algo para ti, quédate, y, si no lo fui, igual, quédate. Si hay maldad o bondad en ti, lo que sea, quédate. Si te mudas, si no lo haces, si caminas, si corres, si gateas, si peleas, si maduras, si sigues siendo infantil, si cantas, si actúas, si trabajas o si no lo haces; sea lo que sea, pero quédate, hoy, mañana y siempre. Quédate. Hazlo, por favor. Quédate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario