You should know...

Mi foto
Llevo 20 otoños sobreviviendo al mundo y viviendo en el medio de la nada, mientras plasmo el mundo en palabras desde mi punto de vista.

domingo, 15 de noviembre de 2015

Me gusta compartir el retweet.

Hoy en día, creo que las acciones están sobre-valoradas. A algunas de ellas se las toma demasiado en serio, cuando no debería ser así, y a las que sí deberían, las dejan de lado. Más que injusto, llega a cansar. Creo que, el hecho de que estamos en una era con tecnología de más, genera que esto sea así. Estamos en la época del "Me gusta", del "Retweet" y del "Compartir". De ahí surgen los problemas actuales. Aniquilan las neuronas buscando una razón por la que tu chico clickeó "Me gusta" en la respuesta, comentario o foto de alguien más, y, en ocasiones, no existe, tan sólo es que realmente le agradó aquello, sin ninguna otra intención. No debería ser legal que las relaciones se arruinaran por estas estúpidas cosas, estamos mal al permitirlo, pero estamos tan ciegos y lo vemos tan natural, que no hacemos nada por cambiarlo. Y eso es sólo un ejemplo. Es que, personalmente, me agota la paciencia. Que si le dio "Me gusta", que si dio "retweet" a tal cosa y que si compartió tal otra, que por qué lo hizo, qué quiere decir, que las indirectas y las directas. ¡No! ¡Basta! Sé que tengo el derecho a que me guste y comparta lo que quiera, sin necesidad de tener que dar explicaciones, sin necesidad de tener una excusa o razón, pero sé de gente que no lo comprende y a todo le busca la famosa quinta pata del gato. Y sé que ahí es cuando comienzan los problemas... y los sentimientos entran en juego. Es triste pensar que me acorralan por eso, es triste pensar que me sofoca tanto que comienzo a generar errores y a herir, y a arruinar todo lo que veo a mi paso. Sin embargo, es increíble pensar como algo tan insignificante puede cambiar tan dramáticamente tu día, tu semana, tu mes y tu vida entera. Intento evitarlo, es verdad, pero estando en compañía de gente que no lo evita... ¿qué más puedes esperar de mí? Exploto porque una parte de mí lucha contra y la otra, no. Exploto porque, al final, me gusta compartir el retweet, como a todos los demás y mis intentos de cambio son en vano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario